Civilizacio_n de las personas Inteligentes

  • October 07, 2020
Civilizacio_n de las personas Inteligentes

La nueva creación mundial: la civilización de las personas Intelectuales. El incremente de la humanidad en las personas.

Una persona se diferencia de los animales por la presencia del Intelecto. Los animales tienen ciertos atisbos mentales, pero no tienen Intelecto. La mente se responsabiliza de la supervivencia, de satisfacer las necesidades corporales. El Intelecto se hace responsable del autoconocimiento y también de mejorar las relaciones entre las personas.

Es la existencia del Intelecto lo convierte a una persona en un ser sociable. Palabras y conceptos como sociología, socialización, socialismo, tienen un contenido parecido y pueden ser sustituidos por una sola palabra: relaciones.

El Intelecto nos otorga la capacidad de perfeccionar nuestras relaciones con todos aquellos que nos rodean, con la creación en general y con Dios. La conciencia es una manifestación del Intelecto.

Según las enseñanzas espirituales y filosóficas de las múltiples tradiciones, una persona debe mejorarse a sí mismo, construyendo relaciones sublimes en todos los niveles. Para alcanzar ese fin, Dios concedió el Intelecto a las personas.

La manifestación de relaciones sublimes en todos los niveles consiste en desarrollar el amor a Dios, tratando con mucho cariño a toda la creación, entendida como una manifestación o creación divina; consiste en cuidar a todos los seres como partículas e hijos del Altísimo.  

Tener Intelecto y utilizar la mente al mismo tiempo, divide al individuo entre la opción de ser una persona social y una persona individual.

Una persona individual es una persona astuta.

Una persona social es una persona inteligente.

Cuanto más inteligente es una persona mejores son sus relaciones con el mundo circundante, con la Naturaleza y con Dios.

Cuanto más se desarrolla la tecnología dirigida a satisfacer la mente y el cuerpo, sin prestar atención al perfeccionamiento del mundo interior, para mejorar la calidad de relacione entre unos y los otros y con el mundo circundante, se reducen las cualidades humanas de las personas y aumentan los actos inhumanos que son capaces de cometer, cosa que trae caos al mundo, así como la aniquilación de la Naturaleza.

La civilización actual es una civilización de las personas astutas, pero poco sabias. La gente actual ha confundido los conceptos de mente e Intelecto al valorar más su comodidad individual que sus relaciones. Tales personas deberían definirse como mentalmente enfermos.

Cuanto mayor sea la brecha entre el Intelecto y la mente, peores serán las consecuencias para la persona y la sociedad.

Por el contrario, cuanto mejores sean las relaciones entre las personas, les resultará más fácil conseguir el triunfo en cualquiera de sus ámbitos de acción, necesitando un menor gasto de recursos y fuerzas. Así se manifiesta la inteligencia de una persona: entendiendo que su propio beneficio consiste en su desarrollo espiritual, en el desarrollo de sus relaciones con otras personas y con el mundo circundante.

Vino el momento de construir una civilización de personas inteligentes.

El progreso de la humanidad es el progreso de humanismo de las personas.

 La humanidad es el desarrollo ético y cultural de una persona, es el desarrollo de Intelecto y  la adquisición de:

  1. Ética;
  2. Responsabilidad;
  3. Compresión de la vida;
  4. Desarrollo de la individualidad de cada persona, de sus talentos únicos.

A medida que una persona desarrolla de manera coherente todos estos ámbitos, empieza a sentir plenitud en su vida.

Una ética plenamente adquirida significa que no solo queremos disfrutar nosotros de una vida feliz, sino que también se la deseamos a nuestros allegados y a toda la sociedad, porque sentimos amor hacia ellos, apoyándonos en valores elevados.

Ser plenamente responsable quiere decir que nos hacemos responsables de nuestra propia vida, de la vida de nuestros allegados y la de toda la sociedad, no cargamos esa responsabilidad sobre los hombros de los demás.

Desenvolver la individualidad personal en la gente aumenta el placer de las relaciones entre unos y otros, haciendo que se manifieste el principio de la unidad en la diversidad.

Cuanta más feminidad posea una mujer más cualidades masculinas tiene un hombre y más atracción surge entre ellos, el interés del uno por el otro aumenta, y más fuerte y mejor es su unión familiar. De la misma manera, en la medida que más se desarrolla la individualidad de cada persona, de los talentos que Dios le haya otorgado, sus relaciones se harán más intensas.

    Comprender la vida plenamente significa que desarrollamos nuestro Intelecto, entendemos de qué manera está ordenado el mundo y cómo funciona, cuál es el sentido y la vocación de la vida humana.

El Intelecto tiene naturaleza antientrópica, lo que significa que el intelecto siempre aspira a aumentar el conocimiento, a incrementar el entendimiento real de las cosas, y en su expresión más plena, aspira a conocer a Dios, a recuperar sus relaciones con Él.

El Intelecto, es decir, la inteligencia, es un instrumento antientrópico, su vocación es elevar la persona, elevar el alma de la materia entrópica destinada a la putrefacción.

Una persona desarrolla su intelecto cuando se centra en cómo traer bienestar multilateral a todos a su alrededor, apoyándose en sus talentos y habilidades.

¡Eso es ser humanista!

Todas las religiones en este planeta dicen que el propósito de la vida humana es que la gente desarrollase sus cualidades buenas y se uniese con Altísimo

El objetivo principal de los gobernantes es ayudar a conseguir dicho proposito. Eso es su responsabilidad de los gobernantes  frente Dios.

Hoy en día los gobernantes son como los directores de  colegios que valoran los procesos escolares por el nivel tecnológico o la modernización. Y no por los estudios de lo niños.

 ¿Qué beneficio puede haber si el colegio está equipado con tecnología, pero los niños se olvidan de estudiar, se pelean, matan los unos a los otros? Es exactamente lo que está pasando ahora en el planea.

Hoy en día las personas se encuentran en el plataforma de la mente, por lo cual se convierten en individualistas y degradan éticamente a causa de objetivos y prioridades mal planteados.

La prioridad en el sistema de coordenadas actual se cae en el primer lugar al auge económico, y no se cae al desarrollo de ser humano como una personalidad. Sin embargo, el orden correcto de las prioridades  debe ser diferente.

Uno de los proverbios rusos dice : “¡No pongas la carreta por delante del caballo!” El desarrollo de las cualidades humanas en las personas es el caballo del progreso y el bienestar material es el carro. Cuando la carreta está donde tiene que estar, detrás del caballo, puedes olvidarte de ella con tranquilidad, ella lo seguirá, así van hacia adelante más rápido y más seguros.

La humanidad se desarrollará más rápida y correctamente si se traslada de las coordenadas económicas a las coordenadas de las cualidades humanas.

El nivel del Intelecto, ética y responsabilidad de las personas se hace evidente en sus relaciones. Por eso, el estado de asuntos en el gobierno se debe valorarse según indicadores favorables y desfavorables como:  

  • el número de abortos y de divorcios,
  • el número de niños que no se educan con sus propios padres
  • el número de las personas mayores que se quedan sin apoyo de sus hijos;
  • el número de personas sin casa y sin trabajo,
  • el nivel de violencia doméstica, de crímenes de todo tipo, de corrupción, y otros conflictos sociales de todo tipo,
  • el nivel de enfermedades psíquicas, depresiones, suicidios, estrés

Los indicadores favorables son:

  • el número de familias oficialmente registradas, y familias estables
  • el número de bodas de oro
  • el número de personas que llevan un estilo de vida saludable,
  • el aumento de la duración y la calidad de la vida.
  • la relación de las personas con todos seres vivos y con la naturaleza: el incremento y conservación de los recursos naturales, etc.

       La dirección que toma la proa del barco es la que sigue toda la embarcación. Cuando los estados empiecen a orientarse hacia el desarrollo humano de las personas, y se valoren los indicadores que reflejan la calidad y el nivel de las relaciones, entonces el trabajo de todas las instituciones sociales será reconstruido de tal manera que trabajen para mejorar tales indicadores. 

El sistema educativo se ajustará conforme su meta principal: inculcar a los niños cualidades sublimes, aspiraciones al autodesarrollo multilateral y ético. De misma manera el cine, los MSM deben ajustarse de tal manera para que muestren una cultura alta de llevar las relaciones, para que fortalezcan las familias y inspiran a la gente de manifestar sus cualidades buenas. 

Orientarse hacia lucro es desarrollar el individualismo en las personas y el vector “coger”; en cambio, la orientación hacia la humanidad es desarrollar la aspiración de entregar algo a los otros.

Cuando el curso de la humanidad se desenvuelva correctamente, también mejorará la economía, ya que en aquellas países y estados donde la gente cuida del bien de cada miembro aumentan la seguridad y la estabilidad, y la economía se normaliza, reduciéndose varios gastos innecesarios.

No será el lucro el criterio de la efectividad, sino el beneficio social, lo que convertirá a todos los países en el planeta en verdaderos “gobiernos sociales”. Dicha labor no será un remedio para supervivencia sino toda una obra de arte.

  ¡Dicho curso llevará a la sociedad mundial a la harmonía y a la prosperidad en todos los niveles de la vida!.

Hoy en día la sociedad ha entrado en un régimen de turbulencia y sobre sistemas antiguos ya destruidos trata de construir sistemas internacionales totalitarios y dictaduras. Para frenar tales intentos hay que saber reconocer sus señales.

Son sistemas que bloquean el desarrollo de la humanidad en las personas, no dejen adquirir la plenitud de las cualidades humanas.

La limitación del desarrollo mental se realiza a través de limitar conocimientos, de modo que el sistema educativo da un conocimiento fragmentado a los deferentes niños: para unos niños el conocimiento de cómo crear robots, y para otros cómo cultivar verduras, sin darles al principio un conocimiento amplio del mundo circundante.

La degradación de moral se realiza centrando las mentes de las personas en las necesidades corporales, lo que forma una relación consumista hacia el mundo, hacia el trato entre ellos, hacia la creación en general, conduciendo a catástrofes ecológicas y otras crisis.

La aniquilación de la ética también se realiza a través de destrucción de la familia tradicional, de la privatización de los derecho de los padres respecto a la educación de sus niños para delegarlos en el gobierno u organizaciones/personas  ajenas.

El bloqueo de la responsabilidad en las personas se realiza a través de la estratificación de la sociedad, generando sumisión en las personas respecto a un intelecto artificial, limitando los derechos humanos y la libertad. La responsabilidad se desarrolla solo en el espacio de la libertad. Cuanto menor es el grado de libertad, menor es la responsabilidad que una persona adquiere.

El obstáculo para desarrollar la individualidad de la persona es la equidad, como pasó en la antigua Unión Soviética, es decir, introduciendo un salario igual para todo el mundo, sin que importa cuanta utilidad trajo al mundo la actividad de una persona. Otro obstáculo que frena el desarrollo de los talentos que una persona trae por naturaleza es cualquier tipo de estratificación, la degradación de la sociedad con ausencia de los asesores sociales.

Hay que tenerlo todo en la cuenta, para que nuestra civilización se convierte en la civilización de las personas sensatos.

¡El auténtico progreso humano es el progreso social, es el progreso de las relaciones, el progreso de la humanidad en las personas!

0
Share